Noticias

Edificio Innovación UBB recibe reconocimiento internacional

Compartir:

“Este es un edificio aparentemente sencillo, estable y regular que contiene un interior exagerado e inesperado”, dice la descripciónn arquitectónica del Centro de Innovación, un espacio color rojizo oscuro de cinco pisos de la Universidad del Bio-Bío, en Concepción. La estructura -de 2.000 metros cuadrados- tiene una fachada de hormigón y ventanales de líneas rectas. Se diseñó? en 2015, y se comenzó? a construir en 2019 y el año pasado se entregó.

Desde enero de 2022 circulan por ahí? académicos, estudiantes de pre y postgrado, escolares y ejecutivos de empresas que buscan despertar la creatividad y estimular la innovación. Por dentro, las plantas de sus cinco pisos convergen en un eje central abierto de forma circular que va reduciendo su diámetro a medida que avanzan los pisos. El espacio conjuga oficinas privadas con divisiones curvas, revestidas en madera nativa y espacios abiertos con mesas de uso común para fomentar la interacción.

“Este año que comenzamos de manera presencial despuéss de dos años de pandemia, académicos y alumnos nos han venido a visitar de manera constante. Disfrutan de su estructura y color llamativo que lo hace diferente a muchos otros edificios que están en este campus de Concepción”, afirma Luis Lillo, vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad del Bio-Bío. ?Él tiene su oficina en el tercer piso de este lugar.

El académico cuenta que cuando se pensó el espacio se buscó emular los espacios de coworking para estimular las comunidades creativas E innovadoras. Su particular diseño y propuesta acaba de ganar el tercer lugar como Obra del Año 2022, del sitio especializado Arch Daily, que destaca lo mejor de la arquitectura en español (hay más información en el sitio plataformaarquitectura.cl o en el link https://bit.ly/37SxYmU). Sobresalió entre casi mil obras construidas en Latinoamérica y España, las cuales fueron seleccionadas por los lectores de la publicación digital.

“Es un edificio muy atractivo desde el punto de vista arquitectónico y que pueda ser reconocido internacionalmente es motivo de gratitud compartida, tanto por todos quienes han participado de su diseño y construcción, como por quienes tenemos la oportunidad de habitarlo”, acota Lillo.

Llegar a esta propuesta fue desafiante, asegura Sofía von Ellrichshausen, quien junto a Mauricio Pezo, dio vida a este edificio, a través de su oficina de arquitectura Pezo von EIIrichshausen. “Se requería de un espacio muy flexible, pero a la vez específico para las diferentes funciones: tenía que funcionar como punto de encuentro entre la academia y otras instituciones públicas y empresas privadas.

Por eso decidieron, por ejemplo, incorporar el círculo central interior. “No es tan relevante como figura sino como forma de relación. Nos interesaba subrayar la dimensión vertical de un espacio continuo porque tiene una dimensión práctica. Da fluidez e integración visual y acústica, lo que ayuda a fomentar la interacción entre estudiantes e investigadores, comenta Pezo.

También tiene una dimensión simbólica. “EI vacío es una suerte de ausencia, de asunto pendiente, de promesa. Este vacío además reduce su tamaño en cada piso, por lo tanto, a medida que subes, ffísica y mentalmente, esa incertidumbre se estrecha”, comenta Von Ellrichshausen.

En la práctica, dice la arquitecta, todo ello contribuye a fomentar la creatividad: “La dicotomía entre el espacio continuo del centro y los diversos espacios separados de las esquinas también responde a esa necesidad del trabajo innovador. Las ideas aparecen de la interacción entre trabajo colectivo e individual”.

Fuente: Diario Las últimas Noticias, jueves 14 de abril de 2022

https://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2022-04-14&NewsID=489400&BodyID=0&PaginaId=12

Entradas Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *