UBB adjudica proyectos Segunda Etapa novena convocatoria Fondef VIU de ANID y se ubica entre las primeras a nivel nacional

Fecha de publicación: Viernes 29, mayo, 2020
image_pdfimage_print

banner-zoom-viu

EajjT-PX0AEHo-K

Proyectos presentados por estudiantes de las facultades de Arquitectura, Construcción y Diseño, Ingeniería y Ciencias de la Salud y de los Alimentos fueron los ganadores de la Segunda Etapa de la Novena Convocatoria del Programa de Valorización de la Investigación en la Universidad que impulsa Fondef VIU de ANID, y que clasifica entre las universidades con más adjudicados a nivel nacional. Iniciativas apoyadas por la Unidad de Emprendimiento de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado de la Universidad del Bío-Bío.

 

A nombre de la Universidad del Bío-Bío quiero reconocer lo logrado por los jóvenes ganadores, y hacer extensivo este saludo a sus profesores guías, como a la Unidad de Emprendimiento. Sé que como universidad hemos participado desde los inicios de este concurso y a la fecha hemos apoyado más de 60 iniciativas en primera y segunda etapa, lo que nos llena de orgullo y satisfacción”, destacó el Dr. Luis Lillo Arroyo, Vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad del Bío-Bío.

Los ganadores UBB son Claudia Arriagada Castillo, de la carrera de Ingeniería en Alimentos, Juan Pablo González Sepúlveda y Roberto Bustos Miranda de Diseño Industrial, y Sebastián Retamales Cisterna de Ingeniería de Ejecución en Electrónica. Los que fueron acompañados por sus profesores guías, el Dr. Mario Pérez Won, Gabriel Hernández Martrou, Gabriel Cereceda Balic, y Pedro Melín Coloma, respectivamente.

El Programa de Valorización de la Investigación en la Universidad que impulsa Fondef VIU tiene como objetivo fomentar una cultura de emprendimiento innovador en la comunidad universitaria, basada en la investigación que realizan los alumnos de pre y postgrado a través de sus tesis, memorias o trabajos de titulación universitaria y se desarrolla en dos etapas. Los proyectos que postulen deben considerar un modelo asociativo básico que asegure una calidad científica, tecnológica y de negocios relevante. En esta oportunidad los resultados corresponden a la Segunda Etapa, con montos de $24 millones cada uno.

El Dr. Luis Lillo Arroyo, Vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad del Bío-Bío, destacó esta adjudicación y felicitó a los ganadores. “A nombre de la Universidad del Bío-Bío quiero reconocer lo logrado por los jóvenes ganadores, y hacer extensivo este saludo a sus profesores guías, como a la Unidad de Emprendimiento. Sé que como universidad hemos participado desde los inicios de este concurso y a la fecha hemos apoyado más de 60 iniciativas en primera y segunda etapa, lo que nos llena de orgullo y satisfacción”, destacó la autoridad universitaria.

En similares términos se refirió el Dr. Arnaldo Jélvez Caamaño, director de la Dirección de Innovación. “Felicito a los a los ganadores y esto puede ser una gran motivación para que los jóvenes de nuestra universidad se involucren en temas de innovación y emprendimiento, especialmente cuando están por realizar su tesis o memoria”.

Es una gran oportunidad poder seguir haciendo investigación en el diseño, además de poder crear lazos más formales con los profesionales que me fueron ayudando en mi etapa de tesis. La idea es madurar esta propuesta y poder dar pie para su producción y tal vez, eso no sería posible si no fuera por los fondos adjudicados”, acota Roberto Bustos.

Uno de los ganadores fue Roberto Bustos Miranda de la carrera de Diseño Industrial, quien define su proyecto como una innovación en el diseño para el área de la salud, ya que es una propuesta de parametrización a un diseño estático en base a las necesidades del usuario a través de las tecnologías que ofrece hoy el mercado y la industria. Iniciativa pensada para personas que puedan padecer alguna patología y también para los diseñadores que trabajen en el área de salud, y puedan colaborar  en creación de producto de primera necesidad.

Roberto Bustos se mostro agradecido de esta adjudicación. “Es una gran oportunidad poder seguir haciendo investigación en el diseño, además de poder crear lazos más formales con los profesionales que me fueron ayudando en mi etapa de tesis. La idea es madurar esta propuesta y poder dar pie para su producción y tal vez, eso no sería posible si no fuera por los fondos adjudicados”, acota Bustos.

Por su parte Claudia Arriagada Castillo, de la carrera de Ingeniería en Alimentos  de la sede Chillán, comenta que su proyecto  trata de una bebida proteica de origen vegetal, con compuestos bioactivos, sometida a una tecnología no térmica, la cual permite que los compuestos bioactivos no sufran modificaciones al ser agregado a la bebida, los cuales le otorga a este nuevo producto la capacidad de tener un efecto beneficioso sobre la salud y bienestar de las personas. Esta bebida podrá ser consumida por todos quienes quieran reducir el consumo de carne en su dieta.

Con los resultados obtenidos de la tesis, considero que es un punto de partida para generar un emprendimiento, por lo tanto, es de vital importancia sacarle el máximo provecho en la ejecución del proyecto, y el comienzo para adjudicar otros fondos que me permitan escalar y llevar un mejor producto al mercado”, reflexiona Claudia Arriagada Castillo.

Claudia se muestra agradecida de los fondos obtenidos a través de este concurso gracias a su tesis. “Con los resultados obtenidos de la tesis, considero que es un punto de partida para generar un emprendimiento, por lo tanto, es de vital importancia sacarle el máximo provecho en la ejecución del proyecto, y el comienzo para adjudicar otros fondos que me permitan escalar y llevar un mejor producto al mercado”, reflexiona.

Igualmente Juan Pablo González, de Diseño Industrial, quien presentó un proyecto relacionado a una mesa transformable que fomenta el aprendizaje creativo estimulando hábitos de aprendizaje. Como punto de partida –asegura Juan Pablo-  se toma el diseño de una mesa, desarrollada para propiciar el aprendizaje colaborativo-activo, que dé respuesta a un entorno de aula donde los niños sean protagonistas en el proceso de enseñanza-aprendizaje, y en el que todos son valorados como agentes indispensables para el desarrollo de la clase (metodologías de aprendizaje activas).

Esta iniciativa beneficiará a todos los entes relacionados en el aula. Se inclina hacia una nueva dinámica de clase: una donde los niños pasan una hora y media sentados, pasivos y con poca participación, a otra con una actitud activa de aprendizaje, donde la relación con sus compañeros permite la emergencia de sinergias que potencian el desarrollo de ideas, análisis, comunicación y colaboración, generando además una mejor relación, tanto entre compañeros, como con el profesor.

La adjudicación de este proyecto me permite entregar un valor extra a mi trabajo desarrollado durante mi tesis. La posibilidad de crear una empresa, iniciar un emprendimiento mediante el desarrollo del Diseño da continuidad a un trabajo concreto. De lo contrario podría haber quedado simplemente en calidad de proyecto de título”, explica Juan Pablo González.

“La adjudicación de este proyecto me permite entregar un valor extra a mi trabajo desarrollado durante mi tesis. La posibilidad de crear una empresa, iniciar un emprendimiento mediante el desarrollo del Diseño da continuidad a un trabajo concreto. De lo contrario podría haber quedado simplemente en calidad de proyecto de título”, explica González.

La ventaja de los proyectos Valorización de la Investigación en la Universidad que impulsa Fondef VIU de ANID estimula la participación activa de los profesores en estos proyectos a través de lo que se conoce como el “Profesor Guía”.

Desde esta perspectiva el Dr. Mario Pérez Won, del Departamento de Ingeniería en Alimentos resalta la participación activa de los estudiantes en temas de investigación. “Es muy reconfortante como académico que existan estudiantes líderes que confíen en sus potencialidades y sean capaces de transformar sus sueños en logros”, afirma el académico.

En lo personal es gratificante y me llena de orgullo el poder apoyar alumnos en sus proyectos Fondef VIU. Soy de los primeros en saltar de alegría cuando se han obtenidos estos logros”, asegura el investigador y académico Dr. Pedro Melín Coloma, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica  quien  ha apoyado a otros alumnos  con igual éxito.

El investigador y académico Dr. Pedro Melín Coloma, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica  quien  ha apoyado a otros alumnos  con igual éxito, se refiere al trabajo de Profesor Guía. “En lo personal es gratificante y me llena de orgullo el poder apoyar alumnos en sus proyectos Fondef VIU. Soy de los primeros en saltar de alegría cuando se han obtenidos estos logros”, asegura

Con el proyecto de Sebastián Retamales –reflexiona el Dr. Melín-  ya son 2 proyectos Fondef VIU segunda etapa que se adjudican alumnos del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (previamente 4 Fondef VIU primera etapa), todos ellos de la carrera de Ing. E. Electrónica y todos ellos con soluciones basadas en tecnologías electrónicas a problemas “no-electrónicos” que ellos, en su día a día, han observado, y que durante su estadía en la carrera han ideado y propuesto estas soluciones.

“En lo profesional, es por supuesto un deber estar a la altura de los desafíos que estos alumnos -ahora titulados y por lo tanto profesionales- te imponen al momento de plantear sus soluciones y solicitar el apoyo técnico del Profesor Guía, no sólo con respecto al estar actualizado a las temáticas que enfrentan y a las tecnologías que proponen utilizar, si no también recomendarles otras personas , tanto colegas dentro de la universidad como personas externas, que puedan responder sus inquietudes y preguntas de mejor forma”, subraya el investigador UBB.

En cuanto a la relevancia de este concurso para la academia que involucra a los alumnos y profesores en temas de investigación y emprendimiento, el profesor Pedro Melín, formula que esta iniciativa permite crear los cimientos de un futuro donde los alumnos tengan las herramientas necesarias para emprendan nuevas soluciones y tecnologías, creando sus empresas y generando trabajo que requiera capital humano avanzado,  y esto permita una vinculación bidireccional con la Universidad.

Dentro de este futuro, el soporte de la Universidad del Bío-Bío debe ser una de las chispas dentro de la región que inicie ese proceso, no solo desde el punto de vista del apoyo técnico que es el rol del Profesor Guía en el caso del concurso Fondef VIU, sino también con la formación de otras competencias en nuestros alumnos, como el emprendimiento y la innovación. Los resultados en este tipo de concursos nos muestra que esa chispa ya existe, y que es nuestro deber como Universidad mantenerla encendida”, concluye el Dr. Melín.

*Nota publicada en diario El Sur, este lunes 15 de junio de 2020, pag. 11

https://www.elsur.cl/impresa/2020/06/15/full/cuerpo-principal/11/

Fuente: VRIP Comunicaciones

312 visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *