Noticias

Proyectos de investigación interno fortalecen la docencia en UBB

Compartir:

Los resultados de la convocatoria “Proyectos de Investigación en Docencia y Aprendizaje UBB”, impulsados por  la  Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, en conjunto con la Vicerrectoría Académica, adjudicó 10 proyectos en total (cinco Iniciación y cinco Regular), que tienen como objetivo impulsar la investigación educativa dentro de la Universidad del Bío-Bío.

Como Doctora en Salud Pública, dicho proyecto nos permitirá analizar los procesos de docencia y aprendizaje al interior de las carreras de la salud de la FACSA en específico con las materias propias de la Salud Pública”, asevera Dra. Jacqueline Araneda Flores.

El concurso fue coordinado por la Dirección de Investigación y Creación Artística y se encuentra alineado con los Criterios de Evaluación para Carreras y Programas de Pregrado de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), que promueve que se publiquen trabajos académicos que impacten positivamente en la teoría y práctica de la enseñanza de las disciplinas.

La convocatoria acentúa los proyectos en dos ámbitos: Investigación en Docencia y Aprendizaje Universitario y proyectos en investigación en Pedagogía y Sistema Escolar.

Rodrigo Ortiz, Coordinador del Programa de Investigación en Docencia y Aprendizaje, explica el sentido de esta iniciativa. “Por una parte, promueve la generación de reflexiones sobre las prácticas de enseñanza, que posibilitan la generación de evidencias que permiten actualizar las concepciones sobre la relación de docencia y su vinculación con el estudiantes, con la finalidad de mejorar la calidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Al mismo tiempo, se promueve la productividad académica en el área, que tiene un desarrollo incipiente a nivel institucional y nacional”, asegura.

Además, Ortíz agrega que los marcos actuales de desempeño universitario otorgan un énfasis muy relevante al desarrollo de la investigación. “Estas exigencias han generado tensión en universidades con una tradición y cultura académica más relacionada con la formación que la investigación (como las regionales y estatales chilenas) que han tenido que ir adaptándose a estos nuevos requerimientos”.

La investigación en enseñanza y aprendizaje -continúa Rodrigo Ortiz- establece un nexo entre la dicotomía docencia-investigación, permitiendo que profesores desarrollen un ámbito de indagación basado en sus prácticas pedagógicas y experiencias de estudiantes, cuyos resultados, al igual que la investigación disciplinar, se pueden publicar en revistas globales de alto impacto.  “A veces se desconoce la relevancia que tiene esta área de investigación a nivel internacional, por lo que creo sería importante mencionar que actualmente en el Journal Citatation Reports (JCR, 2019) de Web o Science hay 263 revistas en la categoría de educación e investigación educativa. Y en el ranking Scimago (2019) de Scopus en tanto, hay 1401 revistas en la categoría de educación, 79 en la categoría e-learning, y una gran diversidad acepta artículos sobre la enseñanza de sus disciplinas”, asegura.

La adjudicación de la propuesta es altamente significativa, tanto para mí como para el equipo, pues permite continuar la línea de investigación iniciada hace algunos años, promoviendo no sólo la generación de conocimiento teórico conceptual respecto de la relación entre familias y escuela, sino que además conocimiento práctico dirigido a un área tan sensible como la formación inicial docente. Pero, además, aporta en la formación de investigadores noveles desde la perspectiva del practitioner research”, afirma el Dr. Héctor Cárcamo.

De la misma manera, el Dr. Pedro Labraña, director de Investigación y Creación Artística complementa el propósito de este concurso que promueve la generación de conocimiento de excelencia, con altos parámetros de calidad, lo que permitirá generar evidencias empíricas rigurosas que pueden ser un aporte de relevancia para mejorar la docencia y fortalecer la masa crítica al interior de la Universidad del Bío-Bío. “Sin duda, agradecer a los académicos y académicas que participaron  de esta convocatoria y expresar el respaldo institucional por mejorar nuestros estándares de excelencia en investigación en docencia y su impacto en el aula”, subraya el directivo.

Una de las iniciativas adjudicadas corresponde la investigadora Dra. Jacqueline Araneda Flores, actual Directora del Magíster en Salud Pública, quien indica que los objetivos de su proyecto están en determinar la percepción de las competencias en salud pública de los alumnos de últimos años de esta carrera impartidas por la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos de la Universidad del Bío-Bío. (FACSA).

La Dra. Jacqueline Araneda señala que la sociedad requiere de profesionales de la salud, con nuevas competencias y capacidades de abordar eficazmente problemas de salud pública cotidianos y emergentes como es la pandemia actual por COVID-19.

El trabajo investigativo apunta a un estudio con un diseño transversal descriptivo que se desarrollará en estudiantes de últimos años de las carreras del área de la salud de la FACSA (Nutrición y dietética, Enfermería y Fonoaudiología), a quienes se le aplicará una encuesta desarrollada por la Red Chilena de Instituciones de Salud Pública, que evalúa las competencias básicas en salud pública que debiera tener cualquier profesional del área de la salud egresado/a de una Universidad Chilena. La recolección de estos datos será de forma no presencial, a través de la plataforma Google Form a los estudiantes participantes, quienes previamente deberán llenar un consentimiento informado.

Los resultados de este estudio, – comenta la Dra. Jacqueline Araneda permitirán a corto plazo contar con una línea base sobre las competencias en Salud Pública, en que los estudiantes se perciben mejor o peor preparados. “Esto permitirá ajustar los planes de estudio  de las carreras de Nutrición y Dietética, Enfermería y Fonoaudiología; con el fin de que cada estudiante pueda alcanzar las competencias del perfil de egreso y promover un aprendizaje, que más allá de la adquisición de conocimientos y habilidades, los capacite para ser agentes de cambio en la salud de la población, y agentes activos en la toma de decisiones en el ámbito de las políticas públicas en salud”, asegura la Dra. Araneda.

Y agrega, a largo plazo, este estudio permitiría que las Escuelas formadoras, puedan realizar una revisión más detallada de los programas de asignaturas con contenidos en Salud Pública en los distintos niveles académicos.

Esta iniciativa que lidera la Dra. Araneda, está acompañada por un equipo de Co-investigadores integradas por: Dra. Carolina Luengo, Doctora en Enfermería, y académica Departamento de Enfermería; Dra. Mónica Cardona, Doctora en Fonoaudiología, y Secretaria Académica  FACSA; Mg. Gladys Quezada, Magíster en Salud Pública, y Directora Escuela Nutrición y Dietética.

En cuanto a la  relevancia de participar en el concurso Proyectos de Investigación en Docencia y Aprendizaje UBB, la Dra. Jacqueline Araneda, lo resalta como una oportunidad para impulsar su trabajo de investigadora en el ámbito de docencia con un tema de su especialidad. “Como Doctora en Salud Pública, dicho proyecto nos permitirá analizar los procesos de docencia y aprendizaje al interior de las carreras de la salud de la FACSA en específico con las materias propias de la Salud Pública”, asevera.

Por su parte, otro de los ganadores de esta iniciativa es el Dr. Héctor Cárcamo Vásquez académico del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad del Bío-Bío, quien detalla a modo general su proyecto consistente en abordar la problemática de la relación entre familias y escuelas en el contexto de la formación inicial del profesorado de educación básica. “La propuesta de investigación adjudicada consiste en evaluar cualitativamente la estrategia didáctica de elaboración de material concreto para el análisis comprensivo de la relación familia-escuela; la cual fue diseñada el año 2018 y cuenta con registro de propiedad intelectual”, acota el Dr. Cárcamo.

Esta iniciativa en palabras del Dr. Héctor Cárcamo beneficiará a  los estudiantes que cursan la carrera de Pedagogía en Educación General Básica, puesto que se promueve desde su formación inicial el análisis comprensivo de una temática fundamental en el desarrollo de su futura carrera docente, la relación del profesorado con las familias. Asimismo, -complementa el Dr. Cárcamo- se pueden reconocer como beneficiarios indirectos, las comunidades educativas en las que estos profesores en formación se insertarán una vez egresados, y la propia Universidad en la medida que se impulsan procesos de formación de corte reflexivo.

En este proyecto participan los profesores en formación de la cohorte 2021 de la carrera de pedagogía en educación general básica. Además colaboran estudiantes de pregrado de las carreras de pedagogía en educación general básica (Valentina Fontalba) y trabajo social (Belén Flores, Natalia Flores y Paula Tapia), también, de un estudiante de postgrado del Magíster en Educación (Javier Muñoz); por su parte, en calidad de Co-investigadora participa la Dra. Carmen Gloria Jarpa Arriagada.

“La adjudicación de la propuesta es altamente significativa, tanto para mí como para el equipo, pues permite continuar la línea de investigación iniciada hace algunos años, promoviendo no sólo la generación de conocimiento teórico conceptual respecto de la relación entre familias y escuela, sino que además conocimiento práctico dirigido a un área tan sensible como la formación inicial docente. Pero, además, aporta en la formación de investigadores noveles desde la perspectiva del practitioner research”, afirma el Dr. Héctor Cárcamo.

Finalmente Rodrigo Ortiz, en su calidad de Coordinador del Programa de Investigación en Docencia y Aprendizaje de la Dirección de Investigación y Creación Artística es quién tutela el plan de acompañamiento metodológico de los  proyectos de investigación en docencia.  También implementan cursos de capacitación y acompañamiento en escritura académica, con la participación y asesoría de académicos externos expertos. Actualmente hay 25 proyectos vigentes, en los que participan más de 60 académicos de la UBB. Y a la fecha se han generado más de 20 publicaciones como resultados de iniciativas como las anteriores y un número importante de escritos está en proceso de revisión de pares en revistas. Y actualmente están desarrollando una página web que tiene como propósito difundir resultados de los proyectos y que, además, pondrá a disposición diversas herramientas para orientar el desarrollo de investigaciones en educación superior en esta materia.

Fuente: VRIP Comunicaciones

Entradas Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *