Noticias

Productividad científica UBB impulsa histórica alza en aportes estatales que recibirá la institución

Compartir:

Un importante incremento registró este año el monto asignado a nuestra Universidad del 5% del aporte fiscal directo (AFD) asociado a índices de productividad académica. Los recursos que la UBB recibirá por este concepto aumentaron más de 17 por ciento en relación a los que obtuvo en 2020, alza superior a la de períodos anteriores y que sobrepasa con largueza el 2.2% de aumento promedio apuntado para el sistema.

El incremento en el monto del 5% del AFD que la UBB logró este año responde fundamentalmente al mejoramiento de las cifras de productividad científica alcanzadas en 2020 con respecto a 2019. Es un mérito de nuestra comunidad académica que, al mismo tiempo, nos impone el desafío de mantener este nivel de crecimiento, ya que el piso de comparación para el próximo año será más alto, destacó el Vicerrector de Asuntos Económicos, Reinier Hollander.

El AFD es entregado por el Ministerio de Educación a las universidades existentes al 31 de diciembre de 1980, sus derivadas y las creadas por ley con posterioridad a esa fecha, esto es las 18 estatales más las del G9. Según explicó el vicerrector de Asuntos Económicos, Reinier Hollander Sanhueza, el 95% de estos fondos se reparte de acuerdo a criterios históricos, mientras que el porcentaje restante se distribuye considerando el número de estudiantes de pregrado, carreras, docentes contabilizados por jornadas completa equivalentes, académicos/as con grado de magíster y/o doctorado, proyectos y publicaciones ISI y SCIELO.

Las primeras cuatro variables son más o menos estables, de tal manera que el incremento en el monto del 5% del AFD que la UBB logró este año responde fundamentalmente al mejoramiento de las cifras de productividad científica alcanzadas en 2020 con respecto a 2019. Es un mérito de nuestra comunidad académica que, al mismo tiempo, nos impone el desafío de mantener este nivel de crecimiento, ya que el piso de comparación para el próximo año será más alto, destacó el Vicerrector

Hollander indicó que históricamente la suma del 5% del AFD que nuestra institución recibe cada año muestra una pendiente positiva. Sin embargo, el salto anotado en 2021 está por encima de períodos anteriores y nos sitúa en una ubicación muy positiva con respecto al sistema en general y a otras universidades estatales de regiones como la UBB. Si bien los dineros asignados a nuestra institución por este concepto (736 millones de pesos) no son tan significativos, lo relevante es que están asociados a indicadores de productividad científica. Es un gran logro institucional, reiteró la autoridad universitaria.

El director de Investigación y Creación Artística Pedro Labraña Moraga ratificó que, en los últimos años, las publicaciones consideradas para la asignación del 5% del AFD muestran un crecimiento sostenido del orden del 15% (199 publicaciones en 2016, 224 en 2017 y 256 en 2018). Este porcentaje se duplica al comparar solo los años 2019 y 2020, cuando se registraron 272 y 354 publicaciones respectivamente. Asimismo, el Dr. Labraña resaltó que el cuartil de las revistas en que publican los académicos y académicas de la UBB también ha mejorado en los últimos años.

El director de Investigación y Creación Artística Pedro Labraña Moraga ratificó que, en los últimos años, las publicaciones consideradas para la asignación del 5% del AFD muestran un crecimiento sostenido del orden del 15% (199 publicaciones en 2016, 224 en 2017 y 256 en 2018). Este porcentaje se duplica al comparar solo los años 2019 y 2020, cuando se registraron 272 y 354 publicaciones respectivamente. Asimismo, el Dr. Labraña resaltó que el cuartil de las revistas en que publican los académicos y académicas de la UBB también ha mejorado en los últimos años.

Añadió que el incremento de estos indicadores obedece principalmente al esfuerzo y el trabajo de académicas/os e investigadores de nuestra Universidad y, también, a las políticas universitarias en diferentes aspectos como el fortalecimiento de los fondos internos para investigación, entre otros. El permanente apoyo institucional ha tenido, sin duda, un efecto relevante y acumulativo, aseveró el director. No obstante, advirtió que hay que esperar los resultados de 2021 para confirmar si el repunte anotado entre 2019 y 2020 responde a una tendencia que se mantendrá en el tiempo. Es prematuro aventurar cualquier pronóstico puesto que, aunque algunas cifras preliminares de este año indican que los valores del 2020 podrían repetirse, es necesario ver los números definitivos, sobre todo pensando en que no conocemos el impacto final que tendrá la pandemia en el quehacer investigativo, argumentó Pedro Labraña.

Por último, el vicerrector de Asuntos Económicos señaló que las variables de productividad inciden también en la distribución del Aporte Institucional para Universidades del Estado (AIUE), el Aporte para el Desarrollo de Actividades de Interés Nacional (ADAIN) y los Fondos de Educación Superior Regional, todos provenientes del Ministerio de Educación. De esta forma -manifestó-, nuestra Universidad ya se ha adjudicado importantes recursos por algunas de estas vías y se espera un comportamiento similar en las asignaciones que se conocerán en los próximos meses.

Fuente: UBB

Entradas Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *