UBB adjudica proyectos Fondef IDeA 2020, uno principal y dos asociativos

Fecha de publicación: Miércoles 2, septiembre, 2020
image_pdfimage_print

reunion-inn

Los proyectos ganadores corresponden a los académicos Mario Núñez Decap,  Ángela Salinas Barrera, ambos  del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental, y Fredy Troncoso Espinosa del Departamento de Ingeniería Industrial, todos de la Facultad de Ingeniería.

Felicito a los ganadores por su entereza y aporte al conocimiento puesto al servicio de la comunidad”, manifestó el Dr. Luis Lillo Arroyo, Vicerrector de Investigación y Postgrado

El Concurso IDeA I+D, con un financiamiento máximo de $200 millones, tiene como propósito apoyar financieramente  la ejecución de proyectos de investigación científica y tecnológica, en todas las áreas de las ciencias. A la fecha la Universidad del Bío-Bío, en un margen de los últimos 10 años, ha adjudicado 16 proyectos Fondef apalancando recursos de ANID por un monto de $4.847.559.313.

El Dr. Luis Lillo Arroyo, Vicerrector de Investigación y Postgrado, en reunión sostenida vía plataforma zoom con los ganadores, directivos y ejecutivos de proyectos, expresó su agradecimiento a nombre de la Universidad, destacando que esta es la mejor manera de potenciar el saber hacer del trabajo investigativo. “Felicito a los ganadores por su entereza y aporte al conocimiento puesto al servicio de la comunidad”, manifestó la autoridad universitaria.

Confirma la calidad y  la motivación de nuestros investigadores en sus áreas de expertise.  Junto con felicitar a los colegas y a sus respectivos equipos, les invito a seguir perseverando en estas iniciativas, que indudablemente potencian y posicionan a nuestra Universidad a nivel regional y nacional como referente en las áreas adjudicadas”, Dr. Arnaldo Jélvez Caamaño, director de Innovación

En similares términos se refirió el Dr. Arnaldo Jélvez Caamaño, director de Innovación, resaltando la amplia experiencia de los investigadores. “Confirma la calidad y  la motivación de nuestros investigadores en sus áreas de expertise.  Junto con felicitar a los colegas y a sus respectivos equipos, les invito a seguir perseverando en estas iniciativas, que indudablemente potencian y posicionan a nuestra Universidad a nivel regional y nacional como referente en las áreas adjudicadas.”

Proyecto principal

De las tres iniciativas adjudicadas por la Universidad del Bío-Bío, la que lidera el Dr. Mario Núñez, corresponde al proyecto principal, y apunta al desarrollo  de un adhesivo sin formaldehído para fabricar productos de ingeniería a base de madera, mediante un polímero natural modificado y residuos industriales. “Los productos de ingeniería serán tableros de partículas, contrachapados y OSB. El polímero natural a modificar será lignina y los residuos industriales serán proteicos”, indica el Dr. Núñez.

Quien además especifica que los principales beneficiados –con este proyecto- serán los usuarios de productos de ingeniería para la construcción y la mueblería. “También se beneficiarán las empresas innovadoras en el desarrollo de adhesivos, así como empresas generadoras de residuos  a base de lignina y residuos proteicos”, destaca el investigador.

También se beneficiarán las empresas innovadoras en el desarrollo de adhesivos, así como empresas generadoras de residuos  a base de lignina y residuos proteicos”, destaca el investigador Dr.  Mario Núñez

En cuanto a la relevancia de contar con recursos proporcionados por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID, el Dr. Núñez, lo considera clave. “Para el desarrollo de esta iniciativa es clave el apoyo de la ANID, ya que permite instalar las capacidades para ejecutar la investigación y apoya el escalamiento y transferencia de los resultados”.

Este proyecto –resalta el Dr. Mario Núñez- cuenta con la participación de académicos, investigadores y profesionales de la Universidad del Bío-Bío, así como profesionales de empresas de diversos sectores de manufactura.

Proyectos asociativos

Entre los proyectos Fondef IDeA asociativos está el adjudicado por la Pontificia Universidad Católica de Chile, (UC), con la colaboración de la UBB.

La académica Ángela Salinas Barrera, del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental, es quien explica esta alianza, indicando que la Universidad del Bío-Bío con una vasta tradición de trabajo con la madera, en estructuras como puentes peatonales y edificaciones de hasta 3 pisos, tanto en sistemas de entramado como laminado y contralaminado o CLT, es la indicada para apoyar esta iniciativa. “En este proyecto, se nos ha asignado la colaboración con ensayos experimentales en losas. Y nuestra Universidad tiene gran expertise en desarrollo de ensayos experimentales, contando con infraestructura que permite realizar gran parte de ellos y con académicos y personal de laboratorio preparados para tales procedimientos”.

En este proyecto, se nos ha asignado la colaboración con ensayos experimentales en losas. Y nuestra Universidad tiene gran expertise en desarrollo de ensayos experimentales, contando con infraestructura que permite realizar gran parte de ellos y con académicos y personal de laboratorio preparados para tales procedimientos”, Ángela Salinas.

El proyecto adjudicado por la UC, en colaboración con la UBB, -subraya la profesora Salinas- se denomina ‘Bases técnicas para la inclusión de losas industrializables de baja huella de carbono en la normativa chilena’ que viene a completar la investigación desarrollada en el proyecto anterior, 16BPE-62260, Evaluación y propuesta de modificación de normativa de diseño estructural para la construcción de una edificación de mediana altura en Chile con estructura en madera utilizando el sistema de marco y plataforma’ “El proyecto anterior culminó con la presentación de una propuesta de normativa para la NCh 1198; pero no consideraba las losas. Estas últimas son el tema a desarrollar en este nuevo proyecto”, asegura la investigadora.

Los beneficiarios con esta iniciativa –comenta la profesora Salinas- son directamente la PUC y UBB; sin embargo, también el MINVU que ha oficiado como mandante en esta iniciativa. “Además, el beneficio se extiende a empresas productoras de madera y de productos de ingeniería, empresas constructoras y a toda la comunidad de ingenieros civiles que tendrán la posibilidad de diseñar y calcular estructuras en madera de hasta 6 pisos”, acota la investigadora.

En cuanto a los participantes UBB  en esta iniciativa se destacan los académicos del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental:  Alexander Opazo, Franco Benedetti y Ángela Salinas.  Y en la PUC, con su Centro de Investigación en Madera, CIM, cuyo director es Pablo Guindos, quien dirige también este proyecto. Y el MINVU como mandante y varias empresas relacionadas con la madera.

La investigadora Ángela Salinas acentúa el aporte que hace ANID para fortalecer alianzas entres diversas instituciones académicas, en conjunto con instituciones públicas y privadas capaces de trabajar juntas para colaborar y enriquecer la investigación aplicada al servicio de la comunidad, como lo ya realizado con anterioridad, y que resultó ser un aporte a la normativa chilena, NCh 1198.

El segundo proyecto Fondef IDeA  asociativo corresponde al  adjudicado por la Universidad de Chile, donde la UBB  es beneficiaria de esta iniciativa. Y es el propio académico UBB, Fredy Troncoso Espinosa, del Departamento de Ingeniería Industrial, quien expresa esta relación.  “La Universidad del Bío-Bío es una institución beneficiaria del proyecto. Desde el año 2016 he estado realizando un trabajo de colaboración con la Fiscalía Regional del Bío-Bío, mediante dos proyectos financiados por la Macrofacultad. Este trabajo desarrollado ha permitido adquirir experiencia en el manejo de datos criminales y en el desarrollo de algoritmos de búsqueda de patrones relacionados con agrupaciones criminales. El resultado de este trabajo colaborativo se ha visto reflejado en dos artículos científicos publicados durante este año. Sin duda esta experiencia será una gran contribución al desarrollo del proyecto”, acomete, Fredy Troncoso.

El principal beneficiario será el Ministerio Público quien podrá mejorar la efectividad de la investigación para la persecución penal, a través del desarrollo de una plataforma tecnológica que permita procesar e integrar diversas fuentes de información relevante y detectar estructuras complejas de criminalidad utilizando herramientas de inteligencia artificial”, Fredy Troncoso.

El proyecto adjudicado por la Universidad de Chile en colaboración con la UBB y U. de los Andes, aborda como problemática la dificultad de detección de estructuras complejas de criminalidad, como son los mercados delictuales y las bandas asociadas al delito, a partir de toda la información que disponen  las instituciones que forman parte de la investigación para la persecución penal en Chile, dirigida por el Ministerio Público y en la que participan también las policías.

Los principales beneficiarios con esta investigación- indica Fredy Troncoso- es el Ministerio Público, que podrá contar con un sistema que les permita  potenciar la toma de decisiones durante la investigación criminal para la persecución penal, mejorando su eficiencia y eficacia. “El principal beneficiario será el Ministerio Público quien podrá mejorar la efectividad de la investigación para la persecución penal, a través del desarrollo de una plataforma tecnológica que permita procesar e integrar diversas fuentes de información relevante y detectar estructuras complejas de criminalidad utilizando herramientas de inteligencia artificial”.

Los investigadores que participan de esta iniciativa son: Fredy Troncoso por la UBB; Richard Weber y Sebastián Maldonado, por la U. de Chile; y Carla Vairetti, por la Universidad de los Andes.

Por su parte, Fernando García Llanos, coordinador de la Unidad de Proyectos de la Dirección de Innovación, hace mención al trabajo colaborativo llevado a cabo con los investigadores, Núñez, Salina y Troncoso, radica principalmente en el acompañamiento al académico en la etapa de formulación del proyecto, con el fin de orientarlo a transformar una idea a un proyecto I+D de alto componente científico-tecnológico y privilegiando su impacto en el mercado y/o sociedad.

Nuestro equipo de profesionales los apoya en la definición del impacto económico y modelo de transferencia tecnológica del proyecto, como así también en la elaboración de presupuestos y apoyo administrativo en la gestión de documentos institucionales que requieren las bases de postulación. En este proceso de postulación, la Unidad de Proyectos trabaja en coordinación con otras unidades de la VRIP, como lo son la Unidad de Gestión Administrativa en la gestión del patrocinio institucional  y  la Oficina de Transferencia y Licenciamiento de la Dirección de Innovación, quienes apoyan a los académicos  en la búsqueda de patentes y el apoyo de vinculación con entidades externas”, concluye el Coordinador Fernando García.

“Nuestro equipo de profesionales los apoya en la definición del impacto económico y modelo de transferencia tecnológica del proyecto, como así también en la elaboración de presupuestos y apoyo administrativo en la gestión de documentos institucionales que requieren las bases de postulación. En este proceso de postulación, la Unidad de Proyectos trabaja en coordinación con otras unidades de la VRIP, como lo son la Unidad de Gestión Administrativa en la gestión del patrocinio institucional  y  la Oficina de Transferencia y Licenciamiento de la Dirección de Innovación, quienes apoyan a los académicos  en la búsqueda de patentes y el apoyo de vinculación con entidades externas”, concluye el Coordinador.

Fuente: VRIP Comunicaciones

99 visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *