UBB en conjunto con U. de La Serena adjudican fondo para desarrollar bebida a base de proteínas

Fecha de publicación: Jueves 26, septiembre, 2019
image_pdfimage_print

banner con nombre

30_09_19_pag_14-1440-bf581d

La reciente adjudicación del concurso Fondef IDeA I+D 2019, código ID 19i10313 liderada por la Universidad del Bío-Bío en colaboración con la Universidad de La Serena, denominado: “Desarrollo de bebidas proteicas en base a quinoa, frutas y hortalizas, enriquecidas en compuestos bioactivos, con mejorada digestibilidad y atributos sensoriales, utilizando tecnologías no térmicas”, con un monto de financiamiento de $ 198.929.000.

Gracias a la adjudicación de este proyecto ahora contamos con los recursos para llevar a cabo esta investigación. Agradecemos el apoyo entregado por Fondef para el desarrollo de esta idea, y consideramos importante que el Gobierno incorpore dentro de sus políticas públicas el uso de recursos para investigaciones que se centren en productos más naturales, nutritivos y sanos, con los cuales podemos contribuir a disminuir los altos índices de sobrepeso y malnutrición presentes en nuestro país”, resalta el investigador Dr. Mario Pérez Won

El Dr. Mario Pérez Won, jefe del proyecto, y académico del Departamento de Ingeniería de Alimentos de la Universidad del Bío-Bío, destaca la relevancia de contar con recursos para la materialización de esta iniciativa.  “Gracias a la adjudicación de este proyecto ahora contamos con los recursos para llevar a cabo esta investigación. Agradecemos el apoyo entregado por Fondef para el desarrollo de esta idea, y consideramos importante que el Gobierno incorpore dentro de sus políticas públicas el uso de recursos para investigaciones que se centren en productos más naturales, nutritivos y sanos, con los cuales podemos contribuir a disminuir los altos índices de sobrepeso y malnutrición presentes en nuestro país”, resalta el investigador.

El Dr. Pérez Won, agrega las ventajas que tiene esta propuesta científica donde los smoothies se han vuelto muy populares en los últimos años debido a que ofrecen todas las ventajas propias de los productos fast food (rápidos de consumir y de buen sabor), y además saludables. “La ventaja del producto que queremos desarrollar es que esta bebida tipo smoothie combina las propiedades funcionales y nutricionales de los jugos naturales con la proteína aportada por la quínoa. Gracias a que utilizamos una proteína vegetal esta bebida podrá ser consumida por personas que limiten su ingesta de proteínas como vegetarianos y veganos, además de personas con intolerancia al gluten, deportistas, niños, tercera edad, etc. Las tecnologías que aplicaremos en estos smoothies, son campos eléctricos pulsantes y altas presiones hidrostáticas, las que permitirán conservar los nutrientes y compuestos bioactivos (antioxidantes, vitaminas y minerales) de la fruta fresca para que estén disponibles al usuario final”, asegura el investigador UBB.

La ventaja del producto que queremos desarrollar es que esta bebida tipo smoothie combina las propiedades funcionales y nutricionales de los jugos naturales con la proteína aportada por la quínoa. Gracias a que utilizamos una proteína vegetal esta bebida podrá ser consumida por personas que limiten su ingesta de proteínas como vegetarianos y veganos, además de personas con intolerancia al gluten, deportistas, niños, tercera edad, etc. Las tecnologías que aplicaremos en estos smoothies, son campos eléctricos pulsantes y altas presiones hidrostáticas, las que permitirán conservar los nutrientes y compuestos bioactivos (antioxidantes, vitaminas y minerales) de la fruta fresca para que estén disponibles al usuario final”, asegura el investigador UBB.

Según el Dr. Mario Pérez este proyecto anhela modernizar el sistema tecnológico nacional, ocupando tecnologías de punta, algunas ya incorporadas a los sistemas productivos nacionales y otras nuevas, llamadas emergentes, que permitirán mejorar el aspecto nutricional y funcional de los alimentos naturales chilenos.

Esto permitirá –Indica el Dr. Mario Pérez- el ingreso de nuevos productos naturales al mercado nacional y otorgará mayor competitividad a los productos chilenos en el mercado internacional. “Por otro lado, nuestra idea es que con la realización de este proyecto podamos obtener una bebida estable y enriquecida en compuestos bioactivos y proteínas, que pueda estar disponible para la población en general a través de las empresas asociadas a este proyecto, entregando al consumidor un reemplazo a las bebidas carbonatadas que sea más sano y natural”.

El Dr. Pérez subraya que esta iniciativa es vinculante con los resultados del proyecto FONDEF D04i1051 en el cual se aplicó por primera vez en Chile y Latinoamérica una tecnología emergente de Altas Presiones Hidrostáticas, (APH) tecnología que actualmente ya está siendo aplicada en forma industrial.

Liderar junto con la Universidad del Bio-Bio una investigación en alimentos que se realice en el país, refleja el compromiso que tenemos como investigadores y el tremendo esfuerzo que estamos realizando como universidad para generar conocimiento de punta que permita impactar en las políticas públicas, promoviendo la investigación aplicada para mejorar los procesos y diseñar nuevos productos alimentarios que cumplan con los estándares internacionales en cuanto a nutrición e inocuidad”, afirma Dra. Vilbett Briones Labarca de la Universidad de La Serena.

Esperando esta vez que otra tecnología emergente como son los Pulsos Eléctricos de alta intensidad PEF se incorpore a la cadena productiva nacional.

Por su parte la Dra. Vilbett Briones Labarca de la Universidad de La Serena, resalta la voluntad de trabajar asociativamente porque enriquece la vinculación y la cooperación entre ambas instituciones, siempre con el rol de universidades que transfieren ese conocimiento al servicio del desarrollo humano y social: “esa es nuestra tarea”, enfatiza la investigadora, y valora este trabajo conjunto.

“Liderar junto con la Universidad del Bio-Bio una investigación en alimentos que se realice en el país, refleja el compromiso que tenemos como investigadores y el tremendo esfuerzo que estamos realizando como universidad para generar conocimiento de punta que permita impactar en las políticas públicas, promoviendo la investigación aplicada para mejorar los procesos y diseñar nuevos productos alimentarios que cumplan con los estándares internacionales en cuanto a nutrición e inocuidad”, afirma.

Y complementa que Chile tiene grandes desafíos en relación con el uso de sus materias primas y se sabe que los investigadores pueden contribuir a dar repuestas a varias de estas interrogantes. “El fondo adjudicado permitirá avanzar en investigaciones que puedan tener un impacto importante en darle valor agregado de los alimentos de nuestro país, especialmente la fruta, hortalizas y la quinoa, como también generar un impacto en la calidad de vida de las personas, mejorando su nutrición y previniendo enfermedades”.

El concurso Fondef es la convocatoria más importante del país en tema de investigación y desarrollo (I+D), por lo que su impacto en la UBB radica principalmente en el fortalecimiento de las líneas de investigación de la universidad y la generación de resultados de investigación aplicada con impacto en el mercado y/o sociedad”, pondera Fernando García de la Dirección de Innovación de la UBB

En el mundo desarrollado las tecnologías no térmicas, como es el caso de las campos eléctrico-pulsados (PEF) y altas presiones hidrostáticas (APH), están siendo una solución real a los problemas de procesamiento de alimentos, desde esa perspectiva la Dra. Vilbett Briones, indica que la Universidad de La Serena cuenta con el equipamiento para la tecnología APH. “Este proyecto permitirá generar el conocimiento básico y aplicado para fundamentar la factibilidad de aplicar las tecnologías PEF y APH a bebidas proteicas de quínoa, frutas y hortalizas en conjunto con la Universidad del Bío-Bío”, acota la directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, y Directora del Programa de Doctorado de la Universidad de La Serena.

Entre los investigadores participantes de este proyecto se encuentran el académico Juan Reyes Parra, del Departamento de Ingeniería de Alimentos de la Universidad del Bío-Bío, y la Dra. Gipsy Tabilo, actual Vicerrectora de Investigación y Postgrado (VRIP UBB) a quienes le corresponderá estudiar los efecto de las tecnologías no térmicas sobre los microorganismos natural- y/o potencialmente presentes en la bebida que se desarrollará, con el fin de seleccionar los parámetros de proceso que permitan obtener, un producto inocuo y de vida útil extendida.

 El Concurso Fondef IDeA I+D tiene como propósito apoyar financieramente la ejecución de proyectos de investigación científica y tecnológica, en todas las áreas de las ciencias que cuenten con antecedentes previos que sustenten una hipótesis de aplicación de una tecnología, producto o servicio y que, con el desarrollo de la investigación, logren su validación a través de una prueba de concepto a nivel de prototipo en un plazo breve de dos años.

En este contexto el coordinador de la Unidad de Proyecto de la Dirección de Innovación de la UBB, Fernando García, destaca que a la fecha la Universidad del Bío-Bío, ha adjudicado desde el año 2013 a la fecha 20 proyectos Fondef, y se han apalancado recursos por un monto aproximado de $2.705.194.364.

“El concurso Fondef es la convocatoria más importante del país en tema de investigación y desarrollo (I+D), por lo que su impacto en la UBB radica principalmente en el fortalecimiento de las líneas de investigación de la universidad y la generación de resultados de investigación aplicada con impacto en el mercado y/o sociedad”, pondera García.

________

* Nota publicada este lunes 30 de septiembre 2019, sección Tendencia, diario El Sur, pag.14.

http://www.elsur.cl/impresa/2019/09/30/full/cuerpo-principal/14/

Fuente: VRIP Comunicaciones

143 visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *