Laboratorio de Técnicas No Destructivas y Óptica Láser de la UBB fortalece investigación y vinculación con empresas

Fecha de publicación: Miércoles 21, agosto, 2019
image_pdfimage_print

30_08_19_pag_14-1440-bed6bc

lab1 lab2

El Laboratorio de Óptica Láser de la Universidad del Bío-Bío, nace como un espacio dedicado al estudio de ultrasonidos aproximadamente en 1994, -indica el Dr. Erik Baradit Allendes, académico del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias- con el apoyo del entonces exdecano Dr. Justo Lisperguer, hoy jubilado de la Universidad.

Con las empresas se han realizado trabajos vinculados a demandas del sector maderero como detección de nudos en madera sólida con microondas y determinación de la rugosidad superficial en tableros con interferometría óptica láser. También se ha realizado un estudio usando microondas para la determinación del contenido de humedad en fardos y cartón para la industria del reciclaje. Por medio de ultrasonidos se han caracterizado las propiedades físico-mecánicas de diferentes maderas chilenas”, comenta el Dr. Erik Baradit.

Posteriormente este laboratorio permitió canalizar el trabajo de investigación científica para estudiantes de pre y postgrados en etapa de tesis. Luego se incorporó la línea de Microondas, llevando a cabo una serie de investigaciones que involucraba a académicos de múltiples facultades y disciplinas, como así también la participación de otros investigadores asociados a otras universidades.

Pronto se convirtió en un laboratorio de técnicas no destructivas (TND), desde donde se encaminó a trabajos científicos experimentales con notables resultados.

En 2012 se implementa la línea de óptica láser con la adquisición de una mesa óptica Thorlabs, un láser Coherent de estado sólido y posteriormente se va implementando con otros dispositivos ópticos como lentes, espejos, separadores de haz, cámaras en el rango visible e infrarrojo.

De esta manera, el laboratorio pasa a ser un Laboratorio de Técnicas No Destructivas y Óptica Láser.

“Los trabajos que se realizan en el laboratorio son de carácter multidisciplinario, principalmente aplicados y tienen que ver mayormente con estudio de materiales y procesos”, señala el Dr. Baradit.

El Laboratorio de TND y Óptica Láser de la Universidad del Bío-Bío tiene un equipamiento suficiente para responder a las necesidades de las empresas locales desde donde se intenciona sus solicitudes.

“Con las empresas se han realizado trabajos vinculados a demandas del sector maderero como detección de nudos en madera sólida con microondas y determinación de la rugosidad superficial en tableros con interferometría óptica láser. También se ha realizado un estudio usando microondas para la determinación del contenido de humedad en fardos y cartón para la industria del reciclaje. Por medio de ultrasonidos se han caracterizado las propiedades físico-mecánicas de diferentes maderas chilenas”, comenta el Dr. Baradit.

Nuestra Universidad en su larga historia viene impulsando esfuerzos importantes por entregar incentivos y apoyos a la actividad investigativa y se esfuerza por contar con instrumentos pertinentes para la transferencia, el desarrollo de proyectos y la difusión científica”, asegura el directivo Dr. Francisco Vergara.

El laboratorio, agrega el académico UBB, cuenta con diferentes equipos, entre ellos, generadores de ultrasonidos, generador de microondas, antenas de radiación en las bandas 3-12 GHz, diferentes láseres y dispositivos ópticos, mesa óptica Thorlabs Nexus, cámaras visibles e infrarroja, cámara estéreo, sistemas de iluminación.

El académico, Cristhian Aguilera, Doctor en Ciencias de la Ingeniería con especialización en temas de Visión por Computador y colaborador del laboratorio indica que el análisis y procesamiento de imágenes constituye una herramienta muy útil al momento de evaluar características de algunos materiales y sobre todo en procesos de inspección de calidad de productos. Destaca además el uso de imágenes para el análisis de sistemas de inspección no destructivo como speckle y el uso de técnicas multiespectrales.

Otro investigador del grupo de investigación UBB, el Dr. Miguel Yáñez, destaca el aporte de los métodos estadísticos en el procesamiento y análisis de la enorme cantidad de datos que proporcionan estas técnicas.

Medir e interpretar estos pequeños cambios es un desafío experimental y el laboratorio cuenta con las condiciones e instrumental para realizarlo”, asegura Marcos Avendaño, estudiante de postgrado.

Para el Director de Innovación, Dr. Francisco Vergara, contar con una adecuada infraestructura es un desafío institucional que permite un mayor desarrollo del trabajo científico. “Nuestra Universidad en su larga historia viene impulsando esfuerzos importantes por entregar incentivos y apoyos a la actividad investigativa y se esfuerza por contar con instrumentos pertinentes para la transferencia, el desarrollo de proyectos y la difusión científica”, asegura el directivo.

Por su parte el estudiante de postgrado Marcos Avendaño quien está trabajando su tesis relacionada con la interferometría de speckles dinámicos aplicados al proceso de secado de pinturas, lo que en palabras más simples significa medir pequeños cambios en las características de un haz reflejado sobre una superficie de prueba.  Revela que su objetivo es conocer las características de la superficie, para lo cual se ilumina con luz láser y se observan los cambios sobre la muestra. “Medir e interpretar estos pequeños cambios es un desafío experimental y el laboratorio cuenta con las condiciones e instrumental para realizarlo”, asegura.

Específicamente Avendaño cuenta que está realizando una investigación asociada a pequeños cambios de intensidad que le permitan detectar los volúmenes de pintura distribuidos en un material de prueba. “En esta línea investigativa, además de mi tesis, se ha realizado un trabajo para medir rugosidad en tableros, otro para medir la deformación local de una barra”, complementa.

En tanto, Jorge Gutiérrez, estudiante del programa de magíster en ciencias físicas de la Facultad de Ciencias, valora el equipamiento y el recurso humano con que cuenta el Laboratorio de Óptica Láser, lo que le permite un mejor desarrollo de su trabajo de tesis, consistente en determinar las deformaciones que sufre un pre molar humano durante la oclusión cuando se encuentra en estado natural y cuando es restaurado con una corona cerámica. “Para ello estoy utilizando la técnica de interferometría óptica de speckle la cual nos permite medir deformaciones del orden de la longitud de onda de la luz incidente. La idea es aportar a la práctica odontológica datos de deformaciones dentales y de esta manera prolongar la vida útil de las restauraciones cerámicas”, señala.

En cuanto al financiamiento de este laboratorio, el Dr. Baradit destaca y agradece los aportes institucionales venidos desde la Dirección de Investigación y Creación Artística, Grupos de Investigación, y proyectos externos.

Actualmente se tiene un convenio formal firmado con la Universidad de Concepción y también se colabora con la Universidad Católica de la Santísima Concepción, iniciativa validada en recientes encuentros de colaboración entre las universidades locales, de las cuales el rector Mauricio Cataldo, de la Universidad del Bío-Bío, ha manifestado plena voluntad de acompañar. “Se destaca el acuerdo de colaboración entre las universidades locales como una adecuada plataforma para la investigación conjunta y la postulación a nuevos proyectos y fondos regionales”, afirma el Dr. Baradit.

A nivel internacional se mantiene una colaboración estrecha con el Centro de Investigaciones Ópticas de La Plata, Argentina, y también una colaboración con la Universidad de La Molina, Lima, Perú.

“Últimamente, con la participación del postdoctorante Dr. Gustavo Cañas, se está empezando a desarrollar la comunicación cuántica”, comenta el director del laboratorio.

“Esta área, vinculada al ámbito de las comunicaciones tanto clásicas como cuánticas, tienen relación con la posibilidad de transmitir información usando los grados de libertad de la luz y que permitirían codificar, enviar y decodificar información de manera segura con las tecnologías de comunicación actuales”, comenta el Dr. Cañas.

Cabe mencionar, que de los trabajos que se realizan en el laboratorio participan alumnos que realizan sus tesis de pre y postgrado, y académicos de las facultades de Ingeniería y Arquitectura, lo que enriquece las líneas de investigación.

Aporte a la comunidad

 Actualmente, alrededor del 95 % de las tecnologías que se usan habitualmente se basan en técnicas ópticas, las cuales son desarrolladas en laboratorios de óptica que están al alero de universidades y posteriormente pueden llegar a ser industrializadas por las empresas.

 En particular, los laboratorios de la Universidad del Bío-Bío son unidades institucionales de vinculación y de apoyo al trabajo en I+D y la docencia, además reúnen capacidades físicas y humanas y están orientados a la demanda de servicios tecnológicos. De esta manera el Laboratorio de TND y Óptica Láser de la Universidad del Bío-Bío responde a un plan de desarrollo contributivo a los objetivos universitarios expresados en servir a la comunidad local y nacional.

Fuente: VRIP Comunicaciones

176 visitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *